MARIELA LÓPEZ SOSA, CANDIDATA A LA ALCALDÍA A LA ALCALDÍA DE XICOTÉNCATL PIDE QUE ESTE DOS DE JUNIO, LA GENTE SALGA A VOTAR POR UN VERDADERO CAMBIO QUE REQUIERE EL PAÍS.

0
73

ALFREDO GARCÍA BECERRA

Xicoténcatl, Tam. – La candidata a la alcaldía por la Coalición Fuerza y Corazón por Tamaulipas, Mariela López Sosa, ha recorrido las calles y tocado las puertas de sus habitantes, llevando un mensaje de renovación y compromiso. Con la vista puesta en las elecciones del 2 de junio, su campaña ha sido un reflejo de su nombre: fuerza y corazón.

Mariela López Sosa no es una recién llegada al escenario político. Su carrera se ha forjado a través de años de servicio público, y ahora, busca la alcaldía con la promesa de un gobierno cercano a la gente, un gobierno que escucha y responde. En sus encuentros con la comunidad, ha enfatizado la importancia de un voto razonado, un voto que sea el eco de las necesidades y esperanzas de los ciudadanos.

La candidata ha hecho hincapié en la necesidad de abordar los problemas que más afectan a la localidad, como el desabasto de agua, un tema que ha sido central en su campaña. Su compromiso es claro: trabajar incansablemente para mejorar las condiciones de vida en Xicoténcatl, para asegurar que los derechos básicos, como el acceso al agua, sean una realidad para todos.

La política de Mariela López Sosa se caracteriza por ser integral, no solo busca el apoyo y el voto, sino que también escucha y atiende las preocupaciones de la gente. Su visión de un gobierno apegado a su gente es una promesa de colaboración y búsqueda conjunta de soluciones a los distintos problemas que enfrenta la comunidad.

Con el 2 de junio acercándose, la candidata invita a la población a participar activamente en el proceso electoral, a salir a votar por un verdadero cambio que, según ella, requiere el país. Un cambio hacia la normalidad y tranquilidad, un cambio hacia la paz y la justicia social.

El llamado de Mariela López Sosa es un llamado a la acción, a la participación ciudadana, y a la esperanza de un futuro mejor. Es un llamado a que cada voto cuente y a que cada voz sea escuchada. En Xicoténcatl, el cambio está en el aire, y el 2 de junio podría ser el día en que ese cambio comience a tomar forma.